Se acaba el papel

como las pláticas







martes, 8 de marzo de 2016 @ 6:25
Hoy 8 de Marzo, muchas de nosotras nos felicitamos por ser mujeres,
pero en realidad, qué significado tiene este día; si nos ponemos a analizar,
la lucha de la mujer no solo era para su género, sino también para los otros que no eran escuchados,
como las personas discapacitadas
hombres injustamente juzgados, que al día de hoy, seguimos viendo en nuestro camino.

Hoy 8 de marzo debemos recordar,
Por qué nos encontramos aquí,
recordar esta búsqueda de libertad e igualdad para todos aquellos que son relegados,
Es nuestra misión como mujeres, de todas las edades, amarnos sin olvidar ayudar a los demás,
ser parte de una sociedad que una a todos sin distinción de sexo o habilidades;
más allá de empoderar un género,
es enseñar a otros que si todos nos unimos,
podremos hacer un mundo mucho más digno



Se celebra el día de la mujer
Sobre la sangre derramada
De aquellas asesinadas
Victimas de celos
Religiones, odios
¿Por qué callamos?
Saltamos sobre los moretones
Causados por los golpes propinados
A niños inocentes
De vivir en la brutalidad de un hogar
Donde el dolor es el eje
¿Qué estamos haciendo?
Sobre las canas de los ancianos
Que derraman sabiduría
no besamos sus arrugas marcadas de lágrimas y amor
bailamos frente a quien no camina
nos reímos frente al que es diferente
vivimos gritando nuestro amor
Cuando otros son juzgados por su opción
y lo único que desean es amar libremente
Como tú, como yo
¿Por qué los ignoramos?
Celebremos el amarnos tanto como el ayudar al otro
Proteger al desvalido
Caminar de la mano con el inocente
Alzar la voz por quien no puede
Que sea un día donde nuestro genero recuerde su misión

No una felicitación.


martes, 2 de febrero de 2016 @ 12:28
PARA SIEMPRE RECORDAR

CUANDO NO ERES ESA MUJER DE LA QUE LA GENTE SE "ENAMORA"....



Me han repetido una y otra vez que el amor verdadero debería de ser mi prioridad número uno en la vida y me he visto condicionada a aceptar y creer que debo experimentar este amor, pero que todavía no estoy lista para ello. Esta es la razón por la cual tengo que cambiar constantemente, por la cual tengo que cambiar mi composición. Todo con la esperanza de que llegue alguien que me diga las palabras mágicas.
Nunca he experimentado lo que se siente cuando una persona te confiesa su amor eterno. Nunca me ha pasado que alguien haya hecho algo tan romántico por mí que haya hecho que casi me desmayara. Por mucho tiempo me causó confusión esta situación. Era una adolescente con necesidades físicas y emocionales normales.


No es que nunca me haya enamorado. Es más, me he enamoré hasta la última fibra de mi ser. Pero nunca nadie se ha enamorado de mí.
Me tomó bastante tiempo darme cuenta de la razón. Y era bastante simple, casi para reírse. Nadie se ha enamorado de mí porque no soy el tipo de mujer de la que te enamoras.

Quizás sea esa mujer que respetas, o esa mujer a la que admiras. O la mujer que te gustaría encontrar en casa cuando llegues del trabajo, esa mujer que te obliga a cuestionar perspectivas con las que has estado viviendo por años. La mujer que acaba con esas nociones preconcebidas que tienes de las cosas que te gustan, la mujer a la que miras y te preguntas ‘¿Cómo? ¿Cómo hace eso?’ La mujer que buscas cuando necesitas fuerza y apoyo, la mujer que hace que te des cuenta de lo grande que puede llegar a ser el mundo. Incluso la mujer a la que acudes cuando necesitas un consejo.

Sin embargo, no soy la mujer de la que te enamoras. No soy la chica con la que quieres pasar horas simplemente mirándola. La chica a la que tratas hacer sonreír, la chica cuyas manos quieres que estén entrelazadas con las tuyas. Esa chica que es tan bella, tan delicada, que te dan ganas de pelear contra el mundo por ella.
No soy esa mujer a la que tienes que proteger de sí misma porque no soy lo suficientemente frágil como para romperme de la nada. Estoy endurecida, y tengo cicatrices de batalla que quizás se parezcan a las tuyas. No me avergüenzo de las marcas, de las manchas y de los moretones que puedes encontrar en mi cuerpo y mi mente, son mías y son parte de mi historia. No voy caminar mansamente detrás de ti, voy a caminar contigo. Voy a empujarte tanto como me empujo a mí misma.
Esto me hace una persona difícil de amar, porque no puedes simplemente tomar mi amor y empaparte de él. No, también tendrás que ceder, y eso te costará. Eventualmente, puede que te vayas simplemente porque encontraste a una chica que te hace feliz en vez de una mujer que te haga pensar.

No soy la mujer de la que te enamoras, soy esa mujer a la que aprendes a amar.

Y me siento bien al respecto simplemente porque sé que cuando alguien me diga ‘Te amo, estoy enamorado de ti’, él sabrá exactamente lo que significan esas palabras. No serán cosas que se dicen sólo en la mañana cuando todavía estás medio dormido. Serán palabras verdaderas, y brillarán a la luz del sol. Será algo que sea reciproco y que me nutra.

Será un amor por el que valga la pena luchar.

http://mujeressinfonterasysinbozal.blogspot.pe/2014/12/cuando-no-eres-esa-mujer-de-la-que-la.html?m=1

viernes, 24 de abril de 2015 @ 13:40
María Emilia Cornejo - SOY LA MUCHACHA MALA DE LA HISTORIA
Debo con mucha vergüenza confesar, que no había tenido el grato placer de leer la poesía de María Emilia Cornejo, cuya vida se apagó a muy corta edad, pero dejó hermosas palabras en cuadernos de borrador, que fueron publicados de manera póstuma.
Ayer revisando las actividades que se realizarían por el día del libro, vi su nombre, y una manera en que llamaban a dicha poetiza, "María Emilia Cornejo, la muchacha mala de la historia", un cortometraje de su vida, y fue inevitable mi curiosidad diera búsqueda a dicho apelativo, el cual esta basado en uno de sus poemas; al leerlos agradecí desde lo mas hondo de mi corazón, haberla encontrado, en el momento justo, agradecí a está mujer que habla desde el fondo de su alma, expresa sin tapujos ni temor sus sentimientos, me enseñará sin saberlo, lo que es derramar algunas lágrimas,  al leer algo tan bello y profundo.

Con mucho orgullo, comparto uno de sus poemas.


SOY LA MUCHACHA MALA DE LA HISTORIA

soy
la muchacha mala de la historia,
la que fornicó con tres hombres
y le sacó cuernos a su marido.

soy la mujer
que lo engañó cotidianamente
por un miserable plato de lentejas,
la que le quitó lentamente su ropaje de bondad
hasta convertirlo en una piedra
negra y estéril, 
soy la mujer que lo castró 
con infinitos gestos de ternura
y gemidos falsos en la cama.

soy
la muchacha mala de la historia.



Etiquetas:

jueves, 9 de abril de 2015 @ 15:31
Madre-CARLOS AUGUSTO AMAT
MADRE
Tu nombre viene lento
como las músicas humildes
Y de tus manos vuelan
palomas blancas
Mi recuerdo te viste
siempre de blanco
Como un recreo de niños
que los hombres miran
desde aquí distante.
Un cielo muere en tus
brazos y otro nace en tu
ternura
A tu lado el cariño se abre
como una flor cuando
pienso.
Entre ti y el horizonte
Mi palabra está primitiva
como la lluvia o como los
himnos
Porque ante ti callan las
rosas y la canción.
Carlos Augusto Amat.
domingo, 22 de marzo de 2015 @ 9:15
Invictus - William Ernest Henley

Más allá de la noche que me cubre,
negra como el abismo insondable,
doy gracias al Dios que sea por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias no he gemido ni llorado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza sangra, pero está erguida.

Más allá de este lugar de ira y
llantos donde yace el horror de la sombra,
la amenaza de los años me halla,
y me hallará sin temor.

No importa cuán estrecho sea el camino,
ni cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma.

William Ernest Henley

Etiquetas:

lunes, 16 de marzo de 2015 @ 16:33

@ 16:31
Palabras para C. - MARWAN

Yo sé que a veces piensas que la vida no es más que un decorado

donde no sirven champán ni días festivos.
Sé que a tu lado sólo ves relojes inservibles,
horas que se rompen como botellas en los parques.

Pero debo decirte que la vida es más que un nudo sin dedos,
que la vida es una mujer que se abre de piernas cuando te tratas bien,
que no puedes esperar a que sea el resto quien venga con regalos
aunque a veces tampoco pasaría nada si así fuera, ¿verdad?

Sería buena idea buscar una escoba de palabras
para barrerte por la noche el corazón,
cuando aúllan los lobos de la melancolía
y un nombre de 7 letras te estruja desde el pasado la garganta.

Pero tal vez no haga falta y sólo sea preciso
que dejes de esperar aquello que decides no encontrar.
Que no hay peor regalo que prohibirse la alegría
y sumarse al coro de los niños de veintitantos
que huyen de aquello que desean.

Sería bueno escapar de la autodestrucción por decreto
y volverte permeable alguna tarde
por si llueven cosas buenas por tu barrio.

Que yo sé que la vida te tiene reservados
cien veranos a la vuelta de la esquina,
canciones de ruptura que ya no hablarán de ti,
noches que durarán un año
porque pasarás esos 12 meses
abrazada al cuerpo que esperas.

La vida te tiene preparado un domingo
con forma de corazón y nombre de persona
y en la calle echarán una película
donde no ganarán los buenos pero al fin tú serás feliz.

Sé que se va a desplomar un cielo azul sobre tu casa
y serás capaz de ver lo que no ves:
que aquí afuera hay personas
que quieren dejar de ver a la niña
que se araña cuando no la miran
y eso sucederá muy pronto.

Que yo sé que sólo te hace falta conocerte
y perdonarte no haberte conocido mejor
cuando te culpabas por todo.
Que yo sé que ya eres esa persona
pero aún no quieres verlo y lo entiendo.
Que yo sé que tú eres el jinete y el caballo de carreras
y también el resto de jinetes y caballos de la carrera
y que ya estás en la meta.

Que yo sé que el camino hacia uno mismo
es el único que después del esfuerzo que supone
deja las suelas menos gastadas
y que en ese camino tú vas a dar
con brazos que te ofrecerán su paisaje,
con bares que no harán ya más preguntas,
con una soledad que no sea vista como una guillotina,
una soledad que romperás cuando tú quieras,
porque tú quieras, porque así te lo pida el alma,
para entregarte de lleno al amor más importante de tu vida,
el abrazo que se da uno mismo.

No tengo ninguna duda.
Sé que así sucederá.
Y que para que pase todo esto
solo hace falta una cosa:

que tú también lo sepas.

Etiquetas: